Seguidores

miércoles, 19 de octubre de 2011

Conjunto AGATA

Me contaba mi padre cuando era pequeña que algunas de las columnas de la catedral de Valencia están hechas con piedra Agata. Esta piedra ( o mineral, no soy una experta) tiene la propiedad de la transparencia. Si se pone una llama de un mechero, por ejemplo, a la otra parte de la columna, se transparenta la luz a la parte opuesta. Esta historia me encantaba y como un loro la he repetido a todo el que alguna vez me ha preguntado por la catedral, casi como si fueran historias de la mili. 
Quizás sea por eso que cuando ví un tutorial de cómo imitar esta piedra en Arcilla Polimérica no me quité la idea de hacerla, y la semana pasada llegó el momento. Queda pendiente reducir una de las varas (murrina) para usarla en la ornamentación de uñas de porcelana, pero de momento he hecho este conjunto con las murrinas más gruesas. Espero que os guste y que me perdoneis por el rollo que os he contado...
 Como siempre, se puede hacer a vuestro gusto, con pendientes más pequeños, dobles, el collar más cargado o menos... 
Eso ya sabeis que me lo podeis comentar aquí o mandarme un mail a la dirección de la cabecera del blog.
Un besote a tod@s


4 comentarios:

Mª Reyes dijo...

Te ha quedado estupenda, y como aficionada a la mineralogia te puedo decir que es muy real, una imitación excelente. ( por cierto, las agatas son minerales, de la familia del cuarzo, como le digo a mis alumnos, las piedras son: o minerales o rocas, entonces es cuando viene uno y me dice " señorita, este niño me ha tirado un mineral o una roca en el patio...)Besos

Cositas Nuestras dijo...

Ja,ja,ja,ja,ja !! Me gustaría ver a un pequeñajo con tanta palabrería en la boca, ja,ja! Supongo que no podrás contener la risa aunque la situación sea seria, ja,ja,ja. Gracias por la lección de mineralogía. Un abrazo.

doris dijo...

Pero que bella historia, es bueno documentarse, y más si es tu trabajo.
Como quisiera tener unos de tus pendientes, algún día cuando me dé una pasadita por España!
Un beso

Cositas Nuestras dijo...

A ver si es verdad, Doris. Nunca se sabe. No siempre, pero muchas veces las ilusiones se hacen realidad cuando menos te lo esperas. Un abrazo.